Este es mi espacio, mi pequeña parcela de libertad, mi válvula de escape, mi cofre de sentimientos, mi retiro, mi confesionario, el escondite de mis rebeliones, el escaparate de mi alma.

jueves, 21 de mayo de 2015

Procrastinando



Procrastinar es un ejercicio que forma parte de la filosofía de vida de gran número de personas, en mayor o menor medida. Tendemos a postergar sistemáticamente muchas de las tareas pendientes para coleccionarlas en una larga lista de espera, y adelantamos otras que, siendo más irrelevantes, las consideramos más placenteras o gratificantes. ¿Pereza, desinterés, debilidad de carácter…? Un poco de cada. 



Y eso que a todos nos han repetido en alguna ocasión el refrán: “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Según los medios de comunicación, hay un 30/% de votantes que aún no han decidido qué papeleta van a introducir en la urna el domingo. Que si he quedado para unas cañas, que si tengo entradas para el cine, que si me voy a echar una siestecita, y no llega el temido momento de tomar una determinación. Yo, después de mucho meditar, he llegado a una conclusión: “no sé a los que sí, pero sí sé a los que no”. Algo es algo, y mi trabajo me ha costado resumir mis intenciones en ese retruécano. Durante la jornada dominical terminaré de deshojar la margarita. Estoy impaciente por saber si lo quiero o no lo quiero.


1 comentario:

  1. Publicado en "Cartas al Director" del diario HOY el sábado 23 de mayo de 2015.

    ResponderEliminar