Este es mi espacio, mi pequeña parcela de libertad, mi válvula de escape, mi cofre de sentimientos, mi retiro, mi confesionario, el escondite de mis rebeliones, el escaparate de mi alma.

viernes, 21 de abril de 2017

Defensa personal



Hay quien apuesta por el ajedrez para incluirlo definitivamente en el currículo escolar, como una interesante innovación pedagógica, y no es una idea descabellada ni novedosa. Se me ocurre otra materia curricular para incluir desde tempranas edades: defensa personal.



Somos altamente vulnerables a los ataques indiscriminados en cualquier edad, situación, momento o lugar. 




Maltratadores de ambos sexos y de todas las clases sociales, epidemia –pandemia, más bien- de corruptos, prevaricadores, estafadores, ladrones vulgares y de guante blanco, explotadores, pedófilos, fanáticos escondidos tras argumentos religiosos (¿puede haber un dios tan malvado y cruel…?), ambiciosos sin fronteras, desalmados, dictadores y tiranos, máquinas de matar, monstruos de la indiferencia ante el dolor ajeno, fenómenos meteorológicos y catástrofes naturales de dudoso origen, ludópatas que juegan a lanzar bombas y misiles a blancos indefensos, desde sus lujosos despachos, charlatanes capaces de manipular magistralmente nuestros gustos y opiniones, y toda una fauna de consentidores que miran de soslayo todo aquello que no afecte personalmente a su bienestar social o a sus bolsillos. 




Lo difícil sería encontrar docentes cualificados para impartir esas clases de defensa personal, utópica ironía, en un mundo enfangado por la falta de valores que un día, no hace tanto, nuestros padres y nuestros abuelos intentaron inculcarnos con menos prisa y una disciplina más firme que la nuestra. 


sábado, 15 de abril de 2017

Cincuenta y ocho

Con este cartel y este vaquero,
que es tu cumpleaños grito al mundo entero.



Naciste en abril del cincuenta y nueve
y siempre el día 15 los besos te llueven.



Lo digo en inglés, con globos de fiesta,
que me gustas mucho de pies a cabeza.



Siempre te ha enganchado mucho el chocolate,
y lo que me callo, que es un disparate...






Un corazón rojo decorando el cielo,
y un eco lejano repite: te quierooo...


 

 

Pizza casera


Esta pizza salió muy rica, y la hice a golpe de impulso, con ingredientes que tenía en casa, un día con no demasiadas opciones, ni tiempo, ni ganas.



Me quedaba en la nevera una pieza de masa de hojaldre, la estiré un poco, y coloqué tranchetes cubriendo la base.



La embadurné de tomate y le espolvoreé orégano por encima.



La siguiente capa lleva lonchas de pechuga de pavo (era lo que tenía, puede cambiarse por otro embutido más "contundente"), y una lata de atún en conserva.



Taquitos de jamón, que suelo comprar para acompañar el gazpacho o el salmorejo, a discreción.



Queso rallado distribuído con generosidad por toda la superficie.



Y, por último, anchoas y aceitunas verdes. Se mete en el horno a unos 180º, y se dora en pocos minutos. El hojaldre da como resultado una textura similar a la masa fina de las pizzerías. 
Os aseguro que es una exquisitez. Si no os gusta el sabor fuerte de las anchoas, poned menos cantidad o sustituid ese ingrediente por otro que se os ocurra.



Espero que la idea os resulte interesante.

                          ¡Buen provecho!

viernes, 14 de abril de 2017

Cómo quieres...


Estos días de desconexión, procuro hacer todo aquello que, inmersa en mis obligaciones rutinarias, no puedo: dormir más, pasear sin horario, leer a deshora, escribir a mi antojo... Siempre selecciono varias lecturas, en la variedad está el gusto, y este año me he confundido con el libro de poesía. 


¿He dicho poesía...? Hombre, si la poesía tiene que provocar sentimientos, es poesía lo que he leído. Pero los sentimientos que me ha suscitado no han sido los que esperaba (lo típico: tristeza, melancolía, ternura...) Más bien me ha rebosado una indignación creciente, y muy mala baba. No todo lo que está catalogado como poesía puede considerarse como tal. Lo que me pregunto es cómo consiguen algunos autores una editorial que publique sus ¿versos...?



He canalizado todo este torrente de energía negativa en unos versos aliñados con una pizca de ironía y un chorrito de buen humor, que no se diga. Ahí los dejo.


           Cómo quieres que te lea…


Poeta de versos fatuos,
profanador de las letras,
encantador de serpientes,
asesino de poemas,
con metáforas de saldo
las páginas envenenas.
De tus renglones vacíos
–que salen por peteneras-
se esconden hasta las tildes,
rojas de vergüenza ajena.
¿Cómo quieres que te lea,
si me infundes tal hastío
que quisiera ahogar tus rimas
en lo más hondo de un río?


Venga, después de la vomitona ya me quedo más tranquila. A seguir cada uno con lo suyo...


 

Promoción del 75

La promoción del 75, que terminó sus estudios en el colegio en 1992, celebró hace unos días sus "Bodas de Plata". Empezamos con una Eucaristía preciosa, en la que cantaron como cuando eran colegialas, hicieron las lecturas, las peticiones, la acción de gracias, y hubo un emocionado recuerdo para una compañera recientemente fallecida. Tras la misa, la imposición de insignias.

Cuando recibí su invitación a la fiesta me sentí muy halagada. Hemos sido muchos los profesores que durante años hemos contribuído a su educación académica, y solo unos cuantos los invitados al evento, elegidos por ellas democráticamente. Y digo ellas, porque aún no ha pasado tiempo suficiente para que la primera promoción mixta alcance este momento crucial de su vida.

Los que nos dedicamos a la docencia sabemos por experiencia que no todos los grupos son iguales, y estuvimos de acuerdo al intercambiar impresiones y concluir que esta promoción aglutinó alumnas excepcionales. Buena prueba de ello dieron en la fiesta, pensada con mimo para disfrute de sus maestros y de ellas mismas.


A cada uno de los profesores invitados nos dieron nuestro momento de protagonismo, leyéndonos sinceras palabras de reconocimiento, que nos hicieron saltar alguna lagrimilla de emoción. Y es que, como dijo Pepe, este es el auténtico pago para un maestro y su verdadera satisfacción: que sus alumnos le agradezcan con el tiempo su entrega y su sacrificio por ellos. 




También nos hicieron jugar a "Pasapalabra", poniendo a prueba nuestra memoria de aquellos años. Fue divertido responder sus preguntas, con el rosco artesano hecho con un aro y pegatinas con el abecedario.

video

Gracias por hacerme partícipe de vuestra celebración. Me sentí muy a gusto, y orgullosa de haberos tenido como alumnas. Todo un honor, chicas.