Este es mi espacio, mi pequeña parcela de libertad, mi válvula de escape, mi cofre de sentimientos, mi retiro, mi confesionario, el escondite de mis rebeliones, el escaparate de mi alma.

sábado, 31 de diciembre de 2011

Feliz 2012



                                      HURTO A CRONOS.

     Suena el último cuarto. 

     El universo se detiene, el tiempo frena bruscamente en el espacio, los corazones laten al unísono, impacientes, los alientos se congelan en compás de espera, las burbujas de los deseos vagan entre el vaho y las luces de colores, único y mágico instante para seres de vidas diametralmente opuestas: médicos y astronautas, enfermos y saludables, niños y ancianos, enamorados y melancólicos, poderosos e infelices, afortunados y los pobres que sólo tienen dinero, los que existen en el norte y los que existen en el sur, Evas y Adanes, fanáticos y apáticos, payasos y domadores, malabaristas y contorsionistas del circo de la vida, atracadores y banqueros, políticos y barrenderos, guapos y feos,  vendedores de ilusiones y echadores del Tarot, compañeros de fatigas y enemigos al acecho, envidiosos, lujuriosos, cariñosos, vanidosos, charlatanes, lenguas ilustradas y lenguas viperinas, soñadores y fracasados, entre rejas o con libertad condicional, la fauna del papel couché y los vecinos del quinto. Todos al compás, todos sincronizados en un gesto no ensayado, en un grito ahogado, en un sentimiento, en una milésima de segundo robada a Cronos, todos a una. 


     Comienza la carrera.


                         ¡No os atragantéis con las uvas!


                              ¡FELIZ AÑO NUEVO 2012!

viernes, 30 de diciembre de 2011

Para Papá Noel, Rovaniemi, Laponia (Finlandia)

   
     Sé de buena tinta que Papá Noel es seguidor de mi blog, de manera que aprovecho la ocasión para mandarle la foto que nos hicimos con él en su casa de Rovaniemi, cuando estuvimos unos días de vacaciones en Laponia (Finlandia). 


     Fue muy simpático y hospitalario con nosotros, tanto es así que no descarto la posibilidad de volver a visitar el Círculo Polar Ártico en cuanto se presente la primera ocasión.


      ¡Recuerdos de la familia para los renos!


                               Jó, jó, jó...



jueves, 29 de diciembre de 2011

Un pan debajo del brazo


    
                                        UN PAN DEBAJO DEL BRAZO

     El año que está a punto de comenzar tendrá 355 días, según el calendario maya. Qué habrá más allá de esa fecha será un enigma que resolveremos con paciencia y buena salud. 
 

     Por lo que respecta al agonizante 2011, tendremos que rematarlo si no se muere de la primera estocada, lo importante es sacarlo de la plaza. 


     Miedo da hacer balance: terremoto, tsunami y desastre nuclear en Japón, masacre de 77 jóvenes en Noruega, disturbios en muchos países, inundaciones de consecuencias trágicas, erupciones volcánicas... 


     Dignas de celebrar son noticias como el cese de la lucha armada de ETA, así como la partida al otro mundo de tiranos, bellacos y malandrines, aunque haya que lamentar el odio que se sembró al paso. 


     También nos dejaron muchas celebridades, como Steve Jobs, víctima del cáncer, o la joven Amy Winehouse, abatida por las adicciones. 


     Algo está cambiando en las conciencias, y prueba de ello es el 15-M, cuyo germen tiene nacionalidad española, pero ha recorrido el globo. 


     Los escándalos sexuales de Strauss Kahn o las irregularidades imputadas a Urdangarín, no han robado la sonrisa a Guillermo y Kate, a Alberto y Charlene, a Cayetana y Alfonso, y mucho menos a Marianico, que nunca es tarde si la dicha es buena.

    A ver si el 2012 nace con un pan debajo del brazo y no nos da malas noches.


                                                          CLIC

A mil por...mes


     Faltan aún dos semanas para cumplir un año de andadura del blog por estos mundos de Dios, y ya se han superado las doce mil visitas.
     Perdonad que no os dé las gracias personalmente a los que me habéis visitado, porque no os conozco a todos.
     Será un agradecimiento "urbi et orbi", al estilo del Papa.


                      REQUETEMUASES

martes, 27 de diciembre de 2011

Espejito, espejito


              
                                                Espejito, espejito.

     Soy, como la mayoría, una mujer coqueta y presumida. Pero el tiempo se empeña en echarme un pulso desde hace años, y desentierra el hacha de guerra desde las primeras luces del alba.


     El otro día, después de charlar en la calle con una conocida a la que no veía hace bastante, me asaltó el arrebato de sacar un espejito del bolso para establecer comparaciones, que siempre son odiosas, y corroborar finalmente que el calendario había sido devastador en mi rostro, pero había pasado de largo para el de mi paisana. O no. 


     En realidad, cada vez con más frecuencia descubro las facciones de la duquesa de Alba en las mujeres de mi entorno: pómulos prominentes, labios carnosos, ausencia de arrugas de expresión en la frente, cierta parsimonia al vocalizar… 


     He llegado a la conclusión que todas ellas usan la misma marca de cosmética milagrosa, y voy a tener que pedirles consejo, porque tengo en mis labios un código de barras que un día de estos va a hacer saltar la alarma de Carrefour… 


     En mis años mozos fui una engreída injustificable, hasta que mi marido, aspirante por aquel entonces, me bajó los aires de grandeza con unas cuantas lecciones de humildad exprés, que sinceramente tengo que agradecerle. De no haber sido así, mi autoestima burbujearía ahora como el champán, centrifugada en la espiral de los retoques estéticos, que afectan irremediablemente al bolsillo, pero dejan más perjudicadas aún las neuronas.



                                 No somos nadie.

Amigos invisibles

     Hoy ha sido un día para guardar celosamente en el álbum de los recuerdos entrañables. Nos hemos reunido a comer y a cenar cuatro hermanos, con sus respectivas parejas, y los doce vástagos que sumamos entre todos, incluyendo los tres del hermano mayor que falleció hace ya diez años.

     Lo más divertido ha sido el intercambio de regalos de amigos invisibles, teniendo como maestro de ceremonias a mi cuñado "Pikún", que es único e irrepetible. ¡Qué personaje!


  
     Yo le he regalado a mi sobrina Luna, que además ha cumplido hoy 13 años. La pulsera le ha gustado mucho, pero también el poema que le he leído, mientras los demás encendían bengalas para acompañar el texto. 


                                   El SOL, LA LUNA Y LAS ESTRELLAS.



En un soleado día

de invierno,  con nubes bellas,

confluyen en un salón,

en armonía perfecta,

el sol, la luna

y una bóveda de estrellas.


Un sol algo decadente,

con arrugas, con ojeras,

recitándole a la Luna

una birria de poema,

que escucha con interés,

como una nieta a su abuela.


Y en medio del recital,

adornando dicha escena,

un puñado de bengalas

brillando en la estratosfera.


¡Hoy te vengo a declarar,

Luna, Lunita, Lunera,

que eres mi amiga invisible,

y te traigo esta pulsera!


Lúcela con mucho orgullo,

es para ti toda entera,

y conviértela en el símbolo

de tu fiesta cumpleañera.

                                                                              26 de diciembre de 2011




     Como diría "le roi": "me llena de orgullo y satisfacción" ver la familia que hemos formado, ocho varones y cuatro hembras, todos ellos rebosantes de vitalidad, de juventud y de belleza.

     Si algo salva las navidades de mi animadversión es esta reunión, que bien podría celebrarse en otra época del año, pero es ahora cuando los que están en puntos geográficos distantes vuelven cerca de los suyos.

     Un recuerdo muy especial para los abuelos, cuyas condiciones de salud les impiden ya acompañarnos, y para los dos miembros de la familia que nos dejaron, pero que de una u otra forma siempre tenemos presentes en nuestro corazón y en nuestras conversaciones.

     Y, a partir de mañana, procuraremos normalizar los horarios y las comidas, por el bien de nuestra salud.



     ESO ES TÓ..., ESO ES TÓ..., ESO ES TODO, AMIGOS...