Este es mi espacio, mi pequeña parcela de libertad, mi válvula de escape, mi cofre de sentimientos, mi retiro, mi confesionario, el escondite de mis rebeliones, el escaparate de mi alma.

martes, 16 de mayo de 2017

Salamanca con sexto


La semana pasada fuimos a Salamanca de excursión con sexto de primaria. Pasamos una noche allí para poder hacer todas las visitas previstas. Para ellos, el solo hecho de dormir en un hotel lejos del control de sus padres, compartiendo charla y alguna travesura con sus compañeros de habitación, ya es en sí una motivación. 




Llegamos a nuestro coqueto alojamiento en pleno centro, repartimos las habitaciones, y después de comer, comenzamos las visitas con Carmen, una estupenda guía salmantina. 


Encontramos la rana, el astronauta, vimos la Universidad, la "Casa de las Conchas", la Plaza Mayor (llena de casetas por la "Feria del Libro"), y tuvimos tiempo para una chocolatada con churros y para hacer compras.








 La compra "estrella" fue una sudadera con capucha, cada uno en el color que quiso, que muchos estrenaron por la noche. Parecía que iban uniformados.





Fuimos también a los jardines de Calixto y Melibea y dieron tres vueltas alrededor del pozo para encontrar al amor de su vida...






Por la noche, tras la cena, duchados y arreglados, una vuelta por la Plaza Mayor, iluminada, hasta media noche.






Al día siguiente nos esperaba una de nuestras religiosas para enseñarnos la casa de Santa Teresa, que años más tarde se convirtió en el taller de la Madre Bonifacia, nuestra fundadora.









Dejamos nuestra dedicatoria en los libros de visitas, y los niños se portaron de maravilla.








Dos días intensos de convivencia, que ellos siempre recordarán con cariño. Para los profesores suponen estar pendientes de todo y de todos las 24 horas del día, pero a pesar del intenso trabajo es una tarea gratificante. Y, por suerte, no llovió, a pesar de que las previsiones no eran muy halagüeñas. Eso sí, en el camino de vuelta, vimos desde dentro del autobús cómo caía el diluvio universal...





                         ¡Hasta la próxima!





domingo, 14 de mayo de 2017

Biblio-T-Cat

 
El jueves pasado se inauguró la "Biblio-T-Cat" que con gran entusiasmo ha sacado adelante Marisa, reafirmando con este proyecto nuevamente su arraigada vocación y absoluta dedicación a nuestro colegio, incluso después de estar jubilada.
 
 
Es una biblioteca que tiene como motor y motivación un animal que Marisa adora: el gato. De ahí el juego de palabras, que también alude a la condición de bilingüismo del colegio.
 
 
Marisa quiso que yo estuviera presente en este sencillo pero entrañable acto de pistoletazo de salida a este sueño que ha ido madurando hasta hacerlo realidad. Asistieron también nuestras directoras, Raquel y Cruz, Toni Gutiérrez, Santi, Teresa Flores, y Fini, siempre dispuesta a arrimar el hombro en todo.
 
 
Ella ha limpiado, pintado y decorado la pequeña habitación destinada a los alumnos de Infantil y Primaria, y aportado muchos de los cojines "gatunos" y complementos que ayudarán a motivar a los más pequeños a sumergirse en el apasionante mundo de la lectura. Convencida del reciclado, casi todo es de segunda mano, ella a cualquier objeto intenta y consigue darle una segunda vida útil.

BIBLIO- T- CAT 
 
Hola a todos.
No sé vosotros, pero yo me siento muy a gusto en esta “Biblio-T-Cat”, que con tanto cariño gatuno y con tanto mimo ha preparado la señorita Marisa.
¿Y sabéis una cosa? Desde que este proyecto comenzó a rondarle por la cabeza, ella pensaba en vosotros, en todos los niños que vendrían por aquí para pasar un ratito en este BOSQUE DE PALABRAS.
Este es un espacio abierto para todo el que quiera descansar del ruido que nos envuelve todos los días. Aquí debe reinar el SILENCIO, y tenéis que venir aquí buscando ese SILENCIO. Porque solo en silencio podréis escuchar vuestros pensamientos.
Probad esa sensación de zambullirse dentro de uno mismo y bucear hasta el fondo, como buscando un tesoro que lleva mucho tiempo hundido. Acabaréis encontrando un cofre lleno de ideas, de palabras, de fantasías, de proyectos, si sois capaces de emparejar, como unos novios, cada libro que leáis con un silencio auténtico.

Os voy a contar un cuentino.

Érase una vez un niño muy tímido que vivía en un barrio muy ruidoso. Por las mañanas, desde bien temprano, entraban por la ventana de su habitación las voces de los vendedores del mercado de abastos que había en su misma calle, los golpes de las puertas de las furgonetas que descargaban todo tipo de mercancías, las bocinas de los coches cuyos conductores se impacientaban al no poder pasar, los perros de los vecinos ladrando a coro, y todos esos ruidos le aturdían y no le dejaban pensar en sus cosas, porque no escuchaba lo que querían decirle sus pensamientos.
Huyendo del bullicio, cogía su bicicleta y se adentraba en un paraje lleno de árboles muy altos, por el que atravesaba un río, cuyas aguas fluían parsimoniosa y dulcemente. Allí, solo, entre delicados sonidos de la naturaleza, él sacaba de su mochila un libro de aventuras y abría sus páginas sentado sobre un suelo alfombrado de hierba, y leía.
¿Qué digo leía…? Devoraba cada renglón, cada párrafo, cada página, cada capítulo. Y en cada momento de su lectura silenciosa, iban apareciendo fantásticos lugares y personajes que le hablaban, le contaban, le invitaban a su mundo y le convertían también a él en protagonista de aquellas historias.
Solo en aquel silencioso paraje era capaz de dar vida a las páginas de su libro y de dar rienda suelta a sus pensamientos, algo que resultaba imposible en medio del ruido de su barrio. Por eso deseaba siempre acabar lo antes posible con sus obligaciones, para escapar a su refugio y disfrutar mil aventuras con los personajes de sus libros y toda la imaginación que desarrollaba solo y únicamente envuelto por el silencio de aquel mágico espacio.
Y es que el secreto para conseguir la magia de la fantasía está en… ¡chisss…!: EL SILENCIO.
Y colorín, colorado, el BOSQUE DE PALABRAS de esta BIBLIO-T-CAT queda inaugurado.
                                                                                              
 Maribel Núñez Arcos. 11 de mayo  de 2017
 

 
También participaron en este evento Josele "el Duende", Cira y Ulises, que cantaron canciones "gatunas", haciendo las delicias de los niños, que interactuaron con ellos.
 
 
 
Josele es sobradamente conocido en el colegio como artista, porque los niños del coro infantil que dirige Santi colaboraron en la grabación de su último disco, que ya está en el mercado: "La semilla". Y Cira y Ulises que, además de cantantes, son los hijos de nuestra querida Marisa.

 
Los niños estuvieron muy atentos al acto, yo diría que especialmente interesados por todo lo que allí se escuchó, y espero y deseo que el sueño cumplido de Marisa sea todo un éxito entre nuestros alumnos. Así se lo manifestó nuestra directora Raquel, mientras se le rompìa la voz por la desbordante emoción del momento.
 
 
Fotos: Teresa Flores.

 
 

Día de campo


Amaneció un domingo espléndido, y nos fuimos cerca de Mérida a pasarlo en la casa de campo de unos amigos.





Después de la barbacoa, para ir abriendo boca, un arroz de bogavante que quitaba el "sentío".






Algunos incluso se echaron una buena siesta a la sombra...





Gracias a Manolo y Charo que nos ofrecieron su casa para reunirnos este grupo de amigos de tantos años.


video


Fue una convivencia más para la memoria colectiva del gremio de arquitectos técnicos y sus parejas.






Dentro de nada la fiesta del patrón, San Juan Ortega, a la que iremos "de grana y oro", como merece la celebración. Pero eso será tema para otro post.