Este es mi espacio, mi pequeña parcela de libertad, mi válvula de escape, mi cofre de sentimientos, mi retiro, mi confesionario, el escondite de mis rebeliones, el escaparate de mi alma.

martes, 26 de septiembre de 2017

Soneto dominical con estrambote



SONETO DOMINICAL CON ESTRAMBOTE

Vivo sin vivir en mí
y el domingo ansiosa espero
el referéndum torero
para llorar o reír.

Ya se acabarán los plazos,
los pulsos, las amenazas,
ya no nos darán la brasa,
se darán el batacazo.

A Dios pongo por testigo
que los independentistas
se retirarán vencidos.

Su ruta catalanista
entre urnas se ha extinguido,
con su afán secesionista.

Y Puigdemont, compungido,
¡a galeras, por bromista!






domingo, 24 de septiembre de 2017

Tres nuevas jubiladas



Ellas son, por orden de antigüedad: Elisa, Carmen Herrero y Lola. Los compañeros de trabajo les rendimos un sencillo, pero entrañable, homenaje el viernes pasado. Primero, una Eucaristía, para desplazarnos más tarde a cenar a un bonito complejo a las afueras, y fue allí donde les hicimos entrega de unos cuantos regalos de despedida.
No faltaron tampoco algunas travesuras que les tenían preparadas, que nos hicieron pasar un rato muy divertido. Nada más llegar, cada asistente eligió una careta que luego sirvió para dividirnos en tres equipos, con los que participamos en un concurso musical, amenizado por una pequeña orquesta contratada para la ocasión. Ejerció como una gran presentadora nuestra compañera Teresa Flores, con esa gracia natural y genuina que la caracteriza. Risas, abrazos y baile hasta la madrugada quedan para el recuerdo.
Escribí unos versos para cada una de ellas, como viene siendo costumbre, puede ser que con más buena intención que acierto, pero con todo mi cariño.


¿Quién nos dijera, Elisa, amiga mía,
cómo han pasado tantos soles y lunas,
lecturas, geografía, restas, sumas,
madrugones, sofocos y alegrías…?

Sembraste en tu camino, día a día,
semillas de paciencia con dulzura,
en campos de oración y de cultura
que hiciste florecer con tu valía.

Llegó el momento de jubilación,
de prestarle tu tiempo a lo sencillo,
regalar tus horas y dedicación

a tus hijas, a tu nieto, a tu marido.
Sentir el abrazo de corazón
de aquellos que caminamos contigo.

Maribel Núñez Arcos, 22 de septiembre de 2017




Otra homenajeada
de este triunfal triunvirato

es nuestra Carmen Herrero,

formal y de amable trato,

que impartiendo sus materias

con maestría y con pasión

consideran sus alumnos

es toda una institución.

A partir de este momento

-y si a ti te da la gana-

pasearás por las mañanas

abrazada por la brisa

de una playa gaditana,

y por poner un ejemplo,

que se me ocurre deprisa,

digamos que por Chiclana.

Te deseo sinceramente

seas feliz toda tu vida,

te relajes en Pilates

y lleves en tu mochila

los recuerdos entrañables

de estos años

de andadura compartida.

Maribel Núñez Arcos, 22 de septiembre de 2017




¿Qué suena por el pasillo:
una tormenta, un ciclón…?

Es Lola pegando chillos

a un alumno

una mijina bribón.

Se acabaron los apoyos,

claustros y sustituciones,

y las clases de Sociales,

que luego hay que corregir

montonera de controles.

Te echaré mucho de menos,

aunque seas muy protestona,

también una gran compañera,

cariñosa y besucona.

No nos olvides y ven

a vernos de vez en cuando.

Trae tu abrazo y tu alegría

a los que, al pie del cañón,

seguiremos trabajando

con paciencia y valentía.

Maribel Núñez Arcos, 22 de septiembre de 2017

 



                      ¡HASTA SIEMPRE!