Este es mi espacio, mi pequeña parcela de libertad, mi válvula de escape, mi cofre de sentimientos, mi retiro, mi confesionario, el escondite de mis rebeliones, el escaparate de mi alma.

sábado, 28 de enero de 2012

Veratoñoprimavierno


     Enero se despide invitándonos a pasear por sus cálidas tardes, bajo cielos azules y sol cegador.  Las terrazas no han recogido sus veladores de manera definitiva desde el verano. 


     Apenas ha llovido, los almendros florecen y las cigüeñas retornan al reclamo de suaves temperaturas. Todos hablan del cambio climático, algunos, como el primo de Rajoy con escepticismo, y otros convencidos de su existencia con sólidos argumentos científicos. 


     Lo cierto es que las diferencias estacionales se han ido difuminando un año tras otro, casi sin que nos demos cuenta. Sospecho que los chemtrails tienen mucho que ver con ciertas situaciones climatológicas, pero no puedo demostrarlo. A menudo lucen en el lienzo azul celeste como artísticas pinceladas blanquecinas, pero en la firma se ocultan muchos intereses creados. 

video

     Las cuatro estaciones son teoría del pasado. Los “chiripitifláuticos” fueron unos profetas del tiempo cuando cantaron, allá por la década de los 70, aquella simpática canción premonitoria, cuyo estribillo repetíamos con ingenuidad infantil: 

             “veratoñoprimavierno, veratoñoprimavierno…”.   






1 comentario:

  1. Publicado en la sección "Cartas al Director" del periódico HOY, el viernes 3 de febrero de 2012.

    ResponderEliminar