Este es mi espacio, mi pequeña parcela de libertad, mi válvula de escape, mi cofre de sentimientos, mi retiro, mi confesionario, el escondite de mis rebeliones, el escaparate de mi alma.

lunes, 16 de enero de 2012

Pon un Pericuñao en tu vida.

     ¡Ah, se siente, yo lo vi primero...! Este cuñao es mío, desde tiempos inmemoriales, y no se lo fío a nadie. 


     Es el reportero más dicharachero de la familia: ejerce de cámara en todas las reuniones, pone la voz a los vídeos, encarpeta los álbumes de fotos de cada evento, los envía personalmente a cada miembro interesado, se adjudica el papel de maestro de ceremonias cuando la ocasión lo requiere, y en los ratos libres, trabaja, limpia, cocina, hace la compra,...una joyita, lo que yo les diga.

     Es, como se suele decir, la alegría de la huerta. Una alegría contagiosa, con él las risas y el buen rollito están asegurados.

     Hoy me ha sorprendido con un montaje que me ha dedicado con fotos mías "de archivo", que él acumula de tantos y tantos acontecimientos, familiares y con amigos, en su disco duro. Aquí os lo dejo:

video
     Por si fuera poco, le ha puesto como música de fondo uno de mis temas favoritos, de Jason Mraz. ¡Artista, que eres un artista!

     Es todo un lujazo disfrutar de tu compañía. Y aprender de ti aquello de "al mal tiempo, buena cara".

                                         
      Tu mujer y tus hijos pueden estar orgullosos de ti.

                    ¡Y tu cuñada también!







No hay comentarios:

Publicar un comentario