Este es mi espacio, mi pequeña parcela de libertad, mi válvula de escape, mi cofre de sentimientos, mi retiro, mi confesionario, el escondite de mis rebeliones, el escaparate de mi alma.

domingo, 31 de julio de 2011

Don Diablo

  
     Si no recuerdo mal, esta foto fue tomada en 1.980, durante la feria de septiembre de Montijo, en una fiesta de disfraces que nuestra pandilla se sacó de la manga, a la que han seguido muchas otras con distintos fundamentos, pero con un denominador común: el argumento erótico-festivo. 

     Medio centenar de jóvenes en un local alquilado en exclusiva para el evento, con disfraces unos ingeniosos, otros divertidos, para salir del paso, muy currados, favorecedores, horripilantes, cómodos, aparatosos, caros, económicos..., que de todo tiene que haber en la viña del Señor. Fue un éxito rotundo, cuando aún los Carnavales no habían entrado en la época dorada que todavía seguimos disfrutando.

     Yo no me compliqué mucho la vida, pero el disfraz de Mane era una obra de arte. Lo cortaron y cosieron entre su madre y sus tías, y él puso la nota de ingeniería colocándole luces en los cuernos, la punta del rabo -con perdón- y las puntas del tridente. Llamaba la atención semejante diablo larguirucho, flacucho, desgarbado, embutido literalmente en aquella malla roja.

     El maquillaje corrió a cargo de sus hermanas, y yo puse el soponcio cuando lo vi de esa guisa. 

      Era la época dorada de Miguel Bosé, y uno de sus temas más famoso era, precisamente, Don Diablo.

video
   
       Ainsss...cómo me gusta todo lo que hace Miguel Bosé, aunque me lo reprochen mi marido y mis hijos, aunque tenga más de cincuenta años...en fin...(suspiros)


          Que soñéis con los...diablitos...jajaja...

No hay comentarios:

Publicar un comentario