Este es mi espacio, mi pequeña parcela de libertad, mi válvula de escape, mi cofre de sentimientos, mi retiro, mi confesionario, el escondite de mis rebeliones, el escaparate de mi alma.

sábado, 1 de diciembre de 2012

Ya brilla


     
      Nos alcanzó diciembre, que trae de su mano el frío, y pisando sus talones la entrañable Navidad. Comienzan a brillar los adornos en las calles y en las casas, y las luces de colores se van encendiendo como se abren los pétalos de las flores en primavera. Esto es lo que a simple vista se ve.


      Si miramos más de cerca, podremos distinguir listas de la compra más cortas, abrigos no tan a la última moda, mechas del pelo algo descuidadas. Y, mirando por el telescopio, neveras semivacías, hogares sin calefacción, niños sin juguetes nuevos, vidas sin derecho a ocio. 


     Ajenos a todo esto, el buey y la mula seguirán formando parte de la letra de los villancicos que resuenan por doquier, -hasta que se les comunique oficialmente el ERE que el Papa les ha aplicado-, y la gente vip vestirá alta costura, comerá en restaurantes de lujo, jugará en grandes casinos, y dormirá en sus grandes mansiones entre sábanas de seda. 


     Así es nuestro mundo, un universo de contrastes. Parejas que anhelan un hijo, y dementes que los congelan nada más parirlos. Jubiladas que cobrarán 11.800 € mensuales, frente a los 645 €/mes de la inmensa mayoría. Adolescentes que pierden su vida por negligencias que podían haberse evitado y responsables de la tragedia que se relajan en un spa sin cargos de conciencia. Y, aún con todo, si miramos hacia atrás, veremos que el Sur también existe, y nos mira con estupefacción y con desesperanza.


      Afrontemos esta Navidad bajo un prisma diferente. Algo está cambiando en las conciencias, por pura necesidad. Seguramente este concepto es el que barajaron los mayas para marcar el 21 de diciembre de 2.012 como fin de una era. Nos quedan 20 días para reflexionar de una vez por todas, y dar un giro a nuestra vida. Hagamos el amor y no la guerra. 


                             Paz y Amor

2 comentarios:

  1. Publicada en "Cartas al Director" del periódico HOY, el domingo 9 de diciembre de 2.012.

    ResponderEliminar