Este es mi espacio, mi pequeña parcela de libertad, mi válvula de escape, mi cofre de sentimientos, mi retiro, mi confesionario, el escondite de mis rebeliones, el escaparate de mi alma.

sábado, 24 de octubre de 2015

Tosantos



Parece que fue ayer cuando abordaba la circunstancia periódica que se repite cada último fin de semana de octubre, ese 2x3 que nos permite disfrutar de un rato más de sueño y de un largo domingo de 25 horas. Siempre pienso en esa idea del tiempo como una dimensión circular, como el infinito reflejo de una imagen entre dos espejos enfrentados, como un constante entrar en bucle. Y “vuelta la burra al pesebre” con otro evento que se repite por estas fechas: la festividad de Todos los Santos, aunque a decir verdad últimamente va ganando adeptos la fiesta de origen celta conocida como Halloween. 



 En los centros educativos, todos preocupados y ocupados por la implantación del bilingüismo, se festeja por imperativo legal, siguiendo las directrices que marca el Ministerio de Educación. Siempre y cuando sepamos combinar la tradición española con la anglosajona, me parece positivo: un poco de Tosantos, Chaquetías (e incluso Responsos), y otro tanto de monstruitos y de “truco o trato”; unos cuantos “casamientos” de higos, nueces y castañas y unas cuantas calabazas talladas a modo de farol. He leído que en Santa Marta, donde nací, han organizado los “Tosantosween”, palabreja surgida al abrigo del concepto que defiendo, y en la proporción que me gusta: tres sílabas a una a favor de lo nuestro.

  
           One moment, please. ¡Hombre ya!



1 comentario:

  1. Publicado en 'Cartas al Director' del diario HOY, el martes 27 de octubre de 2015.

    ResponderEliminar