Este es mi espacio, mi pequeña parcela de libertad, mi válvula de escape, mi cofre de sentimientos, mi retiro, mi confesionario, el escondite de mis rebeliones, el escaparate de mi alma.

viernes, 11 de diciembre de 2015

Juego de palabros





                                         Juego de palabros



En la lucha por la igualdad de sexos, equilibrar las listas electorales de hombres y mujeres se ha convertido en una auténtica obsesión, y un argumento de humo que los políticos quieren vendernos, uno más, en la carrera que acabará el 20D. Craso error, y vaya por delante que, como mujer, exijo el reconocimiento que me corresponde. Pero este tema me parece la idiotez elevada a la enésima potencia. A mi entender la paridad es una parida. Hay personas competentes y otras que no valen ni para estar escondidas, independientemente de lo que escondan en su arco del triunfo. Y lo digo sin remilgos, aunque a algunos y algunas les parezca políticamente incorrecto, y puede que lo sea. Respeto su opinión. 




En la misma línea de imbecilidad disfrazada de defensa a ultranza del sexo femenino, se ha puesto también de actualidad en los discursos públicos hablar de todos y todas, ciudadanos y ciudadanas, trabajadores y trabajadoras, seguido de un larguísimo etcétera de ejemplos sin pies ni cabeza, cuando lo correcto en estos casos sería utilizar el masculino plural sin más apéndices. Y en este juego de palabros y palabras nos quedamos estupefactos y estupefactas, esperando que unos y unas salgan de este modo y de esta moda.


1 comentario:

  1. Publicado en 'Cartas al Director' del diario HOY el sábado 12 de diciembre de 2015.

    ResponderEliminar