Este es mi espacio, mi pequeña parcela de libertad, mi válvula de escape, mi cofre de sentimientos, mi retiro, mi confesionario, el escondite de mis rebeliones, el escaparate de mi alma.

martes, 21 de julio de 2015

Las bicicletas son para el verano




Voy sorteando julio entre sofocantes olas de calor que afectan a mis hábitos y a mis neuronas. Escucho las noticias de soslayo, volcada en conversaciones familiares, ahora que tengo a todos en casa, pero un impermeable de indiferencia frena mi impulso a opinar por escrito sobre los acontecimientos que van acaeciendo.


Me impactó conocer el afortunado rescate de un bebé del interior de un contenedor, pero aún más enterarme que en el vertedero en el que buscaron infructuosamente el cuerpo de Marta del Castillo aparecieron tres cuerpos de niños que corrieron peor suerte. 



El sainete de Bárcenas me arranca una sonrisa de ironía: pretender que el PP le readmita en su puesto es una auténtica burla, y amenazar con nuevos documentos y mensajes que incriminan a figuras de relevancia nacional, propio de alguien sin escrúpulos ni principios. 



Don Erre que Erre vuelve a la carga, con el hacha de guerra de la independencia otra vez empuñada. Que se vaya si quiere, pero que alquile o compre algún terrenito para instalarse, que la tierra donde vive es una parte de España. 



Es sabido que las bicicletas son para el verano,  como los chiringuitos, las piscinas o las verbenas. Ya llegará el otoño, la falda de la camilla y los diálogos con el teclado.



1 comentario:

  1. Publicado en "Cartas al Director" del diario HOY el miércoles 22 de julio de 2015.

    ResponderEliminar