Este es mi espacio, mi pequeña parcela de libertad, mi válvula de escape, mi cofre de sentimientos, mi retiro, mi confesionario, el escondite de mis rebeliones, el escaparate de mi alma.

miércoles, 3 de junio de 2015

El estanque



El mundo es un inmenso estanque, en el que no dejan de salir ranas, el mejor hábitat para ellas. En cada formación política disponen de maravillosos estanques, y cada uno con especies autóctonas, que proceden de las ranas silvestres que se acercan, atraídas por el clima, la temperatura, la vegetación y otros factores naturales, que les facilitan la adaptación sin grandes esfuerzos, y se quedan sin pensárselo dos veces. Siempre encuentran sitios sombríos para protegerse. A la Comunidad Autónoma de Madrid le han nacido dos nuevas ranas, consejeros por más señas, que a Cristina Cifuentes van a complicarle la investidura. 



En el fútbol también hay ranas en su estanque particular. La última descubierta y obligada a salir de su cueva ha sido Sepp Blatter, que ha anunciado su renuncia al cargo de la presidencia de la FIFA. 


Mucha materia orgánica flotando en la superficie de los estanques del planeta azul hace que el aire se haya hecho irrespirable para las demás especies. 



Aquí ya va haciendo falta otro diluvio para depurar el ambiente.



1 comentario:

  1. Publicado en "Cartas al Director" del diario HOY el sábado 6 de junio de 2015.

    ResponderEliminar