Este es mi espacio, mi pequeña parcela de libertad, mi válvula de escape, mi cofre de sentimientos, mi retiro, mi confesionario, el escondite de mis rebeliones, el escaparate de mi alma.

viernes, 29 de abril de 2016

Pólvora ajena



El coste de unas nuevas elecciones asciende a unos 160 millones de euros, entre Correos, escrutinio y difusión de datos, papeletas, locales, campañas, despliegue de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, subvenciones a los partidos… ¿El motivo por el que los votantes tenemos que pasar de nuevo por las urnas…?: la ineficacia de nuestros políticos para llegar a los acuerdos necesarios que permitan gobernar conforme a nuestra legítima voluntad. Es como si la culpa fuera nuestra, como si no hubiésemos sabido acertar en nuestra elección, y nos hacen repetir. Repetiremos, pero los resultados pueden colocarnos otra vez en la misma casilla de salida, y vuelta a empezar. Para este viaje no hacían falta alforjas. Con tantos parados de larga duración sacando como pueden a sus familias adelante con menos de 500€, nuestros elegidos siguen tirando con pólvora ajena. Me temo que hemos entrado en bucle. 




Intentemos al menos, en esta segunda oportunidad, apostar por la honestidad y no por la corrupción, por las buenas ideas y no por los sillones, por el altruismo y no por la ambición. Y de paso, a ver si reducimos la inacabable lista de los que “aman a Panamá”, brillante políndromo que no es de mi cosecha, pero que cojo prestado a un amigo virtual. Que estamos ya saturados de sinvergüenzas y defraudadores. Saturados de ser cornudos y apaleados.



1 comentario:

  1. Publicado en "Cartas al Director" del diario HOY el sábado 30 de abril de 2016.

    ResponderEliminar