Este es mi espacio, mi pequeña parcela de libertad, mi válvula de escape, mi cofre de sentimientos, mi retiro, mi confesionario, el escondite de mis rebeliones, el escaparate de mi alma.

martes, 30 de diciembre de 2014

2014, un año black



A enemigo que huye, puente de plata. No sé si el 2014 huye o simplemente se retira, pero está claro que se merece alfombra roja, con la condición de que no vuelva a aparecer nunca más. Doce meses negros en los que hemos conocido los peores capítulos de nuestra historia democrática; habría que echar mano de la hemeroteca para recordarlo todo. Aunque, bien pensado, mejor dejar que todas las desgracias caigan en el olvido. Puede que España salga de la crisis en este año que estrenamos, dice Rajoy, pero es posible igualmente que se trate de otra de sus mentiras, a estas alturas ¡qué más da! 


Cuando suene el último cuarto en el reloj de la Puerta del Sol, el universo se detendrá por un instante, frenando en seco, los alientos se congelarán, y las burbujas de los deseos por un mundo mejor flotarán entre las miradas esperanzadas de las almas sencillas. 


Todos: jóvenes, niños, ancianos, sanos y enfermos, felices y apesadumbrados, ricos y pobres, enamorados y taciturnos, soñadores y envidiosos, los del norte y los del sur, poderosos y resignados, luchadores y pusilánimes, banqueros, ladrones, altos, bajos, guapos, feos, todos comenzamos la carrera de fondo de 365 días. 

                      Ojalá el año 2015 se vista de color pink. 

1 comentario:

  1. Publicado en "Cartas al Director" del diario HOY el sábado 3 de enero de 2015.

    ResponderEliminar